SOLO FALTABA SPENCER

En nuestra breve visita a Utah nos alargamos a visitar el Parque Nacional de Zion. Hicimos tantas fotografías de las piedras que nadie consideró importante conservar ninguna. Había unos niños muy amables (niños de entre seis y siete años). Estos niños, una vez reconocidos, se prestaban a fotografiarse contigo. Se trataba de viejos actores del Hollybood de los años cincuenta devenidos todos ellos en niños viejos colocados allí para alegría de los visitantes. Una nueva oportunidad de vida, aunque un tanto devaluada, una vez consumida ya la vejez de cada uno. El primero que reconocí fue Richard Widmark. Richard (quiso que lo llamáramos así) fue el que más se nos acercó y el que más atención nos prestó: un niño viejo de continua sonrisa. Pero allí estaban también Alan Ladd, Gregory Peck, James Cagney, Spencer Tracy, James Steward, Gary Cooper y hasta John Wayne. Recuerdo que hubo un momento en el que tuvimos ocasión de colocarnos con todos ellos para hacernos una foto (solo faltaba Spencer) pero pasé un gran apuro porque no había manera de hacer funcionar mi cámara fotográfica. Hubiera tenido que consultar el libro de instrucciones, pero no era el momento estando todos ya posando. Y no era cuestión tampoco de que, una vez reunidos, los niños viejos se desperdigaran. Ya con otra cámara, hicimos de nuevo tantas fotografías que, aunque es difícil de creer, nadie conservó ninguna.